consejos de salud para preparar alimentos antiinflamatorios

Cuando observamos las enfermedades que afectan a nuestra sociedad (artritis, enfermedades cardíacas, diabetes, hipertensión arterial, asma, enfermedad inflamatoria del intestino), vemos que se necesitan cambios en el estilo de vida a largo plazo. Al abordar la inflamación con alimentos antiinflamatorios, no solo se pueden aliviar los síntomas de estas enfermedades, sino que incluso podríamos verlos curados aqui te traemos algunos consejos de salud consejos de salud para esos alimentos inflamatorios que nos ayudarán a desinflamar nuestro cuerpo y bolsillos 


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Los alimentos antiinflamatorios pueden transformar su salud

La inflamación es una función corporal que no es necesariamente algo malo. Cuando el cuerpo está lesionado o enfermo, el sistema linfático (inmunitario) entra en acción y lleva el ejército de glóbulos blancos del sistema inmune al área de interés a través del aumento del flujo sanguíneo.

Con la mayor atención al área, también puede haber hinchazón, enrojecimiento, calor y dolor o malestar. Probablemente haya visto esta respuesta inmune en acción, ya que un corte o raspado se vuelve caliente e hinchado alrededor de la herida mientras corre la sangre adicional. La inflamación, en un cuerpo sano, es la respuesta normal y efectiva que facilita la curación.



Lamentablemente, sabemos que esta no es toda la historia, cuando el sistema inmune se extralimita y comienza a atacar los tejidos corporales sanos, nos encontramos con un trastorno autoinmune como intestino permeable e inflamación en áreas del cuerpo que de otra manera serían saludables, también el caso de los síntomas de la artritis y la fibromialgia, así como de la enfermedad celíaca y del intestino irritable (EII). Para las enfermedades que no son autoinmunes, la inflamación puede desempeñar un papel importante ya que el cuerpo continuamente trata de sanar los tejidos en un área determinada. El asma crea vías respiratorias inflamadas; la inflamación relacionada con la diabetes afecta la resistencia a la insulina; y así.


Top 10 de antiinflamatorios naturales

Los cambios pequeños y graduales suelen ser más sostenibles, más fáciles de adaptar para el cuerpo y pueden hacer que sea menos probable que regrese a sus viejas costumbres. Entonces, en lugar de vaciar su despensa y navegar hacia el Mediterráneo, puede seguir una dieta antiinflamatoria paso a paso.

Al agregar los alimentos antiinflamatorios que combaten la inflamación y restaurar la salud a nivel celular, puede comenzar a reparar el cuerpo sin ningún cambio drástico. Una vez que encuentre alimentos que curen su cuerpo y satisfagan su paladar, puede eliminar a los delincuentes que causan inflamación sin sentirse privados. Echemos un vistazo a 15 de los mejores alimentos antiinflamatorios que puede agregar a su dieta.

1. Verduras de hoja verde

El cajón de productos es el primer lugar en su refrigerador o despensa que se llena cuando se combate la inflamación. Las frutas y verduras son ricas en antioxidantes que restauran la salud celular, así como los flavonoides antiinflamatorios. Si le cuesta consumir porciones adicionales de verduras de hoja verde, pruebe este delicioso jugo antiinflamatorio que incorpora verduras junto con algunos de los alimentos antiinflamatorios más fuertes de la lista.

La nutrición de acelgas suizas, por ejemplo, es extremadamente rica en antioxidantes como la vitamina A y C, así como también la vitamina K, que puede proteger su cerebro contra el estrés oxidativo causado por el daño de los radicales libres. Comer acelga también puede protegerlo contra la deficiencia de vitamina K común.

2. Bok Choy
También conocido como col china, el bok choy es una excelente fuente de vitaminas y minerales antioxidantes. De hecho, estudios recientes muestran que hay más de 70 sustancias fenólicas antioxidantes en la col china. Estos incluyen algo llamado ácidos hidroxicinámicos, que son antioxidantes robustos que eliminan los radicales libres. Un vegetal versátil, el bok choy se puede preparar en muchos platos fuera de la cocina china, así que conviértalo en uno de tus alimentos antiinflamatorios.

3. Apio
En estudios farmacológicos recientes, los beneficios del apio incluyen capacidades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan a mejorar la presión arterial y los niveles de colesterol, así como a prevenir la enfermedad cardíaca. Las semillas de apio, que se pueden encontrar en forma de semillas enteras, en forma de extracto o molidas, tienen beneficios de salud impresionantes por sí mismos, ya que ayudan a reducir la inflamación y combatir las infecciones bacterianas. Es una excelente fuente de potasio, antioxidantes y vitaminas.

Además, el equilibrio es la clave para un cuerpo sano y libre de inflamación. Un buen ejemplo del equilibrio mineral relacionado con la inflamación es la combinación adecuada de alimentos con sodio y alimentos ricos en potasio. El sodio aporta líquidos y nutrientes, mientras que el potasio elimina las toxinas. Sin este emparejamiento, las toxinas pueden acumularse en el cuerpo, invitando una vez más a la inflamación. Uno de los beneficios del apio es que es una excelente fuente de potasio, antioxidantes y vitaminas.

consejos que te pueden interesa "clic aquí"

4. Remolacha

Un marcador de un alimento repleto de antioxidantes es su color profundo, ¡y las remolachas son un excelente ejemplo! La categoría paraguas de antioxidantes incluye una gran cantidad de sustancias. En general, luchan para reparar el daño celular causado por la inflamación. En el caso de las remolachas, el antioxidante betalain les da su color característico y es un excelente antiinflamatorio. Cuando se agrega a la dieta, los beneficios de la remolacha incluyen la reparación de las células y la adición de altos niveles de potasio y magnesio que combaten la inflamación.

Las remolachas también contienen bastante magnesio, y una deficiencia de magnesio está fuertemente relacionada con las condiciones inflamatorias.  El calcio, aunque es un nutriente vital, no se procesa bien dentro del cuerpo sin magnesio. Cuando el calcio se acumula en el cuerpo, se vuelve no deseado; esta acumulación desagradable, como los cálculos renales calcificados, invita a la inflamación. Pero cuando se consume una dieta balanceada, con alimentos antiinflamatorios ricos en calcio y magnesio, el cuerpo procesa mejor lo que se consume.

5. Brócoli

El vegetal del cartel para una alimentación saludable, no es ningún secreto que el brócoli es una valiosa adición a cualquier dieta. Para una dieta antiinflamatoria, es invaluable. El brócoli es rico en potasio y magnesio, y sus antioxidantes son sustancias antiinflamatorias particularmente potentes por derecho propio.
El brócoli es una potencia antioxidante, con vitaminas clave, flavonoides y carotenoides. Estos trabajan en conjunto para reducir el estrés oxidativo en el cuerpo y ayudar a luchar contra la inflamación crónica y el riesgo de desarrollar cáncer.

6. Piña

Por lo general, cuando se empaqueta en forma de suplemento, la quercetina a menudo se combina con la bromelina, una enzima digestiva que es uno de los beneficios de la piña. Después de ser utilizado durante años como parte de un protocolo de alimentos antiinflamatorios, se observa que la bromelina tiene capacidades de modulación inmunológica, es decir, ayuda a regular la respuesta inmune que tan a menudo crea inflamación no deseada e innecesaria.

La piña también ayuda a mejorar la salud del corazón debido a los efectos de la bromelina de gran alcance que puede combatir la coagulación de la sangre y es la respuesta de la naturaleza a quienes toman aspirina al día para reducir el riesgo de ataque cardíaco. Se ha demostrado que la bromelina impide que las plaquetas sanguíneas se adhieran o se acumulen a lo largo de las paredes de los vasos sanguíneos, ambas causas conocidas de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Los beneficios de la piña se deben a su alto aporte de vitamina C, vitamina B1, potasio y manganeso, además de otros antioxidantes especiales que ayudan a prevenir la formación de enfermedades. La piña está llena de fitonutrientes que funcionan tan bien como muchos medicamentos para reducir los síntomas de algunas de las enfermedades y afecciones más comunes que vemos hoy en día.

7. Caldo de huesos

Los caldos de huesos contienen minerales en formas que su cuerpo puede absorber fácilmente: calcio, magnesio, fósforo, silicio, azufre y otros. Contienen sulfato de condroitina y glucosamina, los compuestos que se venden como suplementos caros para reducir la inflamación, la artritis y el dolor en las articulaciones.

Cuando mis pacientes sufren de síndrome del intestino permeable, les pido que consuman una gran cantidad de caldo de huesos que contiene colágeno y los aminoácidos prolina y glicina que pueden ayudar a curar el intestino permeable y las paredes celulares dañadas del intestino inflamado.

8. nueces

Cuando se sigue una dieta sin muchas carnes, los frutos secos y las semillas pueden compensar la diferencia entre las proteínas y los omega-3. Agregue nueces ricas en omega-3 a las ensaladas de hoja verde rociadas con aceite de oliva para una comida antiinflamatoria satisfactoria, o tome un puñado para un refrigerio sobre la marcha.

Los fitonutrientes pueden ayudar a proteger contra el síndrome metabólico, los problemas cardiovasculares y la diabetes tipo 2. Y algunos fitonutrientes en nueces son difíciles de encontrar en otros alimentos.

9. Aceite de coco

Se puede escribir mucho sobre la forma en que las hierbas y los aceites trabajan juntos para formar asociaciones antiinflamatorias. Los lípidos (grasas) y las especias crean fuertes compuestos antiinflamatorios, especialmente el aceite de coco y los componentes de la cúrcuma. En un estudio en la India, los altos niveles de antioxidantes presentes en el aceite de coco virgen redujeron la inflamación y curaron la artritis de manera más efectiva que los medicamentos líderes.

Además, el estrés oxidativo y los radicales libres son los dos principales culpables de la osteoporosis. Dado que los beneficios del aceite de coco incluyen la lucha contra los radicales libres con sus altos niveles de antioxidantes, es un tratamiento natural líder para la osteoporosis.

Los usos de aceite de coco incluyen preparaciones tópicas y culinarias, y como un aceite estable al calor, es excelente para saltear verduras antiinflamatorias.

10. Cúrcuma

El compuesto primario de la cúrcuma, la curcumina, es su componente activo antiinflamatorio. Documentado por sus efectos contra la inflamación en numerosas circunstancias, los beneficios para la salud de la cúrcuma son invaluables en una dieta antiinflamatoria.

La revista Oncogene publicó los resultados de un estudio que evaluó varios compuestos antiinflamatorios. Descubrió que la aspirina (Bayer, etc.) y el ibuprofeno (Advil, Motrin, etc.) son menos potentes, mientras que la curcumina se encuentra entre los agentes antiinflamatorios y antiproliferativos más potentes del mundo.

Debido a sus altas propiedades antiinflamatorias, la cúrcuma es altamente efectiva para ayudar a las personas a controlar la artritis reumatoide (AR). Un estudio reciente realizado en Japón evaluó su relación con la interleucina (IL) -6, la citoquina inflamatoria que se sabe está involucrada en el proceso de AR, y descubrió que la curcumina "reduce significativamente" estos marcadores inflamatorios.

Mas consejos aqui

Alimentos inflamatorios para evitar

Con alimentos antiinflamatorios que llenan la dieta, naturalmente comienzas a eliminar los alimentos y sustancias proinflamatorias, no son tan satisfactorios como una dieta rica en alimentos integrales.


Un principal sospechoso es el dúo de ácidos grasos saturados y trans. Se encuentran en los alimentos procesados, estas grasas causan inflamación y aumentan los factores de riesgo para la obesidad, la diabetes y las afecciones cardíacas. También es probable que los mismos alimentos sean más ricos en ácidos grasos omega-6, que son necesarios pero solo en cierta medida.

Los azúcares simples e refinados y los carbohidratos son los culpables más causantes de inflamación. Limitar los granos refinados es un factor importante en una dieta antiinflamatoria. Los granos enteros deben reemplazar a los carbohidratos refinados, ya que los granos enteros son fuentes importantes de nutrición. Obtener estos granos como masa fermentada fermentada permite que los nutrientes se descompongan y estén mejor disponibles para el cuerpo.

Finalmente, establecer una rutina regular de actividad física puede ayudar a evitar que la inflamación sistémica se acumule o regrese. Una vida activa alimentada por alimentos antiinflamatorios enteros frescos y sin restricciones por compuestos tóxicos procesados ​​puede encaminarte hacia la ausencia de inflamación.


Entradas populares