Consejos de salud para la mujer adulta




Despejando un poco el canon de los géneros, todas las personas tanto mujeres como hombres, deberían de gozar un estado físico y de salud. Aunque en el aspecto humano los hombres y las mujeres sean considerados iguales, lo cierto es que en el aspecto físico existen características que acentúan una gran diferencia.



El cuerpo femenino podría decirse que posee mayor susceptibilidad a ciertas condiciones que afectan su estado de salud. A continuación te describiremos algunas de ellas y se destacaran consejos importantes para prevenirlas.

Tipos de salud para la mujer adulta

Debido a los cambios hormonales que padecen las mujeres al llegar a cierta edad, denominado menopausia (muchas mujeres creen que al llegar los 40 años ya sufren de menopausia pero los cierto es que no a todas les llega por igual), se desatan ciertos malestares que afectan su cotidianidad, uno de los más comunes es la osteoporosis provocado por la falta de estrógeno después de la menopausia.



La osteoporosis es una enfermedad de los huesos cuyo nombre significa “huesos porosos” esta se caracteriza por la disminución de la masa ósea, cambiando las estructuras de los mismos, ya que se vuelven más porosos y se multiplican  las cavidades que los componen. Esto provoca un provoca más susceptibilidad a golpes, caídas, fracturas, ya que se vuelven más frágiles y menos resistentes.


Por lo general esta enfermedad no genera dolor en sus comienzos, por lo que la hace asintomática hasta que avanza y se hace más notoria la degeneración de algún hueso, que generalmente suelen ser los cercanos a la zona de la cadera, piernas, muñecas y vertebras.


Los especialistas aconsejan a las mujeres para tratar de evitar este padecimiento, hagan regular ejercicio físico, practiquen alguna rutina que fortalezcan los músculos y huesos evitando que estos pierdan su masa ósea.


Algunas de las actividades recomendadas son: Caminar y correr a horas de la mañana ya que en ese momento el cuerpo tiene mejor absorción de la vitamina D, practicar algún deporte como el tenis, practicar alguna rutina de baile que active los músculos, o cualquier ejercicio donde se soporte el peso propio del cuerpo. Además, los ejercicios de fuerza y de equilibrio te pueden ayudar a evitar caídas, disminuyendo probabilidad de ruptura de algún hueso.


Consumir alimentos que contengan un alto nivel de calcio, aunque los lácteos como la leche y los quesos  poseen un alto contenido de calcio, muchos especialistas afirman que el consumo de ellos es innecesario en la adultez, por lo que se puede recomendar la ingesta de otros alimentos como: el pescado, la sardina, el atún, vegetales como el brócoli, y frutos secos como las almendras y las nueces.


También se recomienda el consumo de algún suplemento vitamínico, especialmente vitamina D, así como capsulas de carbonato de calcio o citrato de calcio.


Otras previsiones que se pueden tomar para evitar el desarrollo de la osteoporosis son: evitar el consumo de alcohol, evitar fumar cigarritos y tabacos, rechazar ciertos medicamentos sobre todo si contienen esteroides y por supuesto visitar al médico y realizarse una densitometría ósea al menos 1 vez al año.


El cáncer de mama suele ser una de las principales causas de deceso en las mujeres, es uno de los más comunes y agresivos pero también uno de los más curables si se le detecta  a tiempo.


Es importante llevar un control ginecológico y realizar mínimo 2 veces al año los estudios pertinentes que ayuden a descartar el diagnostico de esta enfermedad:


La mamografía es un examen que consiste en relevar una serie de imágenes obtenidas a través de una exploración radiográfica en el tejido mamario de las mujeres, la ecografía es un examen que generalmente se realiza luego de la mamografía, y por último la resonancia magnética que es un método más completo y de alto alcance utilizado para el despistaje o diagnóstico más exacto de esta enfermedad.


El autoexamen es el método más fácil y recomendado que hay ya que consiste en que sea la misma persona que palpe su tejido mamario, de manera minuciosa, y atenta hacia cualquier cambio de tejido, textura o protuberancia que encuentre, solo demora unos 2 a 5 minutos llevarlo a cabo, pero esta práctica podría cambiar la vida de muchas personas para siempre.


Visitar el ginecólogo al menos cada seis meses es algo que toda mujer debería de tener en cuenta sin importar si mantienen una vida sexual activa o no. La visita a este especialista podría evitar o diagnosticar enfermedades de transmisión sexual, infecciones, cualquier daño ocasionado en el aparato reproductivo, así también determinar algún tipo de alteración hormonal que genere algún cambio en el flujo femenino o descontrol en el ciclo menstrual.


Una visita ginecológica podría marcar una diferencia entre la salud y la enfermedad, la vida y la muerte, ya que se puede evitar el desarrollo de algún padecimiento simple como alguna infección o algún problema más severo como el cáncer de mama o el cáncer del cuello uterino.


Dedicarle tiempo al cuerpo con una variada rutina de ejercicios, aunque parezca un tema un poco sobrevalorado, una rutina física puede ser la solución a muchos padecimientos, además de que contrarresta el sedentarismo, ayuda a prevenir la osteoporosis, la diabetes y la obesidad.


Correr, caminar, trotar o ejercitarse al menos 2 horas al día, proveen al cuerpo una gran serie de beneficios, los cuales ayudan a tener una salud más favorable.


La importancia de llevar una dieta equilibrada: Aunque no se crea, algunos padecimientos comunes como los dolores de cabeza, migraña, estreñimiento, nivel alto de  colesterol, irritabilidad o cansancio son resultados de una mala alimentación, es por ello que se debe evitar o bien sea el caso disminuir el consumo de alimentos que sean altos en grasas, deben consumirse alimentos ricos en fibras y antioxidantes.


Evita el uso frecuente de prendas de poliéster y comienza por utilizar ropa íntima, de algodón, lo cual permite el correcto ventilamiento de la zona íntima y así evita la proliferación de bacterias que causen alguna infección o enfermedad como la cistitis.


Usar la talla adecuada del sostén o sujetador, puede parecer irrelevante pero en realidad utilizar una talla demás o menor a la adecuada puede ocasionar molestias, incomodidad, irritación, presión en los senos e incluso originar abultamientos que podrían confundirse con algún quiste.

¿Qué sentimos las mujeres antes, durante y después de nuestro periodo?

           
El ciclo menstrual femenino no es más que la serie de cambios y fases por la que se ve sometido de manera natural, no solo el sistema reproductivo y los órganos sexuales de la mujer, sino también su cuerpo entero. El objetivo del ciclo menstrual es el embarazo y cuando este no es alcanzado, ocurre la menstruación.



El ciclo menstrual está compuesto por tres fases, algunos ginecólogos comienzan a contar el primer día del ciclo de acuerdo a la menstruación, mientras otros lo hacen rigiéndose por el comienzo de la ovulación.


La preovulacion es la fase previa a la menstruación que tiene lugar en el día 1 al día 13 del ciclo menstrual, en esta etapa los ovarios trabajan para que el ovulo comience a formarse, el útero y el endometrio se retraen.


La ovulación se ubica después de la pre ovulación pero antes que la menstruación y se puede ubicar en el dia 14, es la fase en la que el ovulo ha sido formado totalmente y se expulsan por los ovarios, el cual hace un recorrido por las trompas de Falopio hasta llegar al útero.


En esta etapa, muchas mujeres comienzan a experimentar el mal llamado síndrome menstrual, cuando en realidad debería de llamarse síndrome pre menstrual debido a sus siglas SPM y que los síntomas ocurren en la segunda fase de este ciclo.


Unos de los síntomas más comunes y más destacados de este síndrome son, las constantes jaquecas o dolores de cabeza, algunas mujeres presentan hinchazón y sensibilidad en los senos, dolor abdominal también conocido como dolor de vientre, e incluso estreñimiento.


Emocionalmente solemos sentirnos irritadas, con cambios de humores drásticos y frecuentes, pasando de un estado a otro, podemos sentirnos un poco deprimidas, y con ánimo muy decaído, en cierto caso podemos sentir rechazo de nuestra pareja, e incluso sentirnos más sensibles de acuerdo al afecto que se nos brinda. Todo esto debido a que el nivel de oxitocina, dopamina y la endorfina disminuye.


La post ovulación o en caso de que el ovulo no haya sido fecundado, la menstruación o periodo menstrual es la última fase de este ciclo, se debe a que el ovulo al no ser fecundado se va desintegrando y es expulsado como sangre por la vagina.












  











  


Entradas populares