IMPORTANTES Alimentos para la tiroides


La glándula tiroidea o tiroides es una glándula perteneciente al sistema endocrino la cual es responsable de funciones de gran relevancia, como regular el metabolismo del cuerpo la cual es responsable del incremento o disminución de peso, y la segregación de hormonas para necesarias para el correcto funcionamiento de algunos órganos del cuerpo.




Esta glándula está ubicada en la zona de la tráquea justo debajo de la prominencia laríngea, mejor conocido como manzana de Adam lo que se refiere al abultamiento redondeado que se ubica en la parte delantera el cuello. La tiroides tiene forma de mariposa o escudo ya que se estructura básicamente por 2 lóbulos unidos, pesa un poco más de 15 gramos pero no más de 30.


La glándula tiroidea segrega las hormonas llamadas  tiroxina y triyodotironina mejor conocidas como T4 y T3 las cuales regulan el sistema metabólico basal y también son responsables del crecimiento y desarrollo de otros órganos.

Las hormonas tiroideas tienen como función aumentar la capacidad de generar calor o temperatura en el organismo gracias a las reacciones metabólicas que ocurren en él. Permiten y facilitan el consumo de oxígeno en el organismo y son indispensables para que el cuerpo sintetice las proteínas que contienen los alimentos que se consumen los cuales son importantes para el crecimiento del cuerpo humano, de allí su influencia sobre el sistema metabólico y el aumento y pérdida de peso en las personas.


La tiroides funciona en conjunto con otras glándulas, de hecho esta controlada por la glándula Hipófisis o también conocida glándula pituitaria y por una región nuclear del cerebro conocida como hipotálamo.


La tiroxina o T4 es quizás la hormona más importante segregada por la tiroides, tiene un alto contenido de yodo, a esta hormona se le adjudican 2 funciones importantes que ocurren dentro del organismo las cuales son:


·         Regular o controlar la cantidad de energía que se produce en el organismo, nivelando la tasa metabólica a un nivel normal o básico.

·         Desarrollar los tejidos en sus formas y proporciones adecuadas, gracias a la hormona del crecimiento que es producida por la hipófisis. Por eso la importancia de esta hormona acentuándose durante los primeros años de vida del ser humano.


Mejores alimentos para la tiroides

Como cualquier otra glándula o sistema del organismo, la tiroides puede ser vulnerable a trastornos y enfermedades, las cuales requieren tratamientos adecuados así como también una dieta apropiada. A continuación se presentan opciones de régimen alimenticio de acuerdo al trastorno o alteración perteneciente a esta glándula, los cuales son comunes:



El hipertiroidismo: es una irregularidad tiroidea que se genera cual la glándula se encuentra en estado de sobre estimulación, esto quiere decir que la tiroides genera mayor cantidad de hormonas de las que el organismo necesita, iniciando un proceso metabólico conocido como un catabolismo, produciendo que el nivel de masa muscular descienda y junto a ello el peso de las personas.


Las personas que tienen este padecimiento además de la evidente pérdida de peso también presentas otros cuadros sintomáticos como: sistema nervioso alterado, insomnio, ritmo cardiaco acelerado, temblores en las extremidades, debilidad física y poca tolerancia a las altas temperaturas ambientales o calor. Es por ello que deben llevar una dieta equilibrada y rica en alimentos que le proporcionen una buena carga energética, y se recomienda que consuman una alimentación basada en:

·         Lácteos como el yogurt, leche y quesos

·         Alimentos proteicos como el pescado, huevos y carnes

·         Carbohidratos: panes, dulces, tortas (sin consumir excesivamente)

·         Azucares

·         Frutos secos: nueces, almendras, avellanas, pistachos, semillas de girasol.



El hipotiroidismo: es un trastorno de la tiroides totalmente opuesto al hipertiroidismo, ya que en lugar de segregar hormonas innecesariamente, se produce cuando los niveles normales de hormonas disminuyen es decir que la glándula no segrega la cantidad necesarias de hormonas para su correcto funcionamiento, muchas veces este desequilibrio hormonal es considerado peor que el anterior por lo que conviene ser atacado más prontamente por algún especialista en endocrinología.


La dieta recomendada para este trastorno no suele ser muy diferente a las recomendaciones habituales para tener un organismo sano, sim embargo se pueden enfatizar el consumo de ciertos alimentos, como también recalcar cuales no se deberían de consumir o evitar la mayor parte del tiempo.


Es importante señalar que las personas afectadas por el hipotiroidismo deberían de tener un habito alimenticio que promueva el aceleramiento del sistema metabólico, ya que quienes lo padecen, poseen una tendencia a aumentar de peso, por lo que se recomienda hacer unas 4 o 5 comidas al día, en ligeras proporciones, no saltarse el horario de comida y también aumentar las actividades físicas, como correr o trotar, ir al gimnasio o practicar algún deporte.

Los tipos de alimentos recomendados son:



·         Lácteos: quesos, leche y probioticos
·         Verduras y vegetales
·         Carnes: pollo, pescado, carne magra
·         Cereales y fibras
·         Frutas
·         Almidones
·         Además se debe tratar de evitar alimentos que contengan:
·         Azucares
·         Harinas
·         Grasas o manteca
·         Carnes grasosas, carne de cerdo
·         Embutidos
·         Picantes
·         Alcohol
·         Gaseosas o jugos muy azucarados

Síntomas de trastornos de la tiroides

Algunas personan no se percatan que son víctimas de algún desequilibrio hormonal hasta que ya es demasiado tarde, por lo tanto hay que mantenerse alerta por si se presentan algunos de estas señales de trastornos tiroideos, entre los cuales los más comunes son:

·         Fatiga crónica o jaqueca

·         Resequedad en la piel

·         Cambios de ánimo repentinos y sin motivo como la depresión

·         Aumento de peso

·         Disminución de peso

·         Caída del cabello

·         Excesiva vellosidad

·         Cansancio o decaimiento

·         Somnolencia

·         Insomnio

·         Intolerancia a las bajas temperaturas

·         Intolerancia a las altas temperaturas

·         Arritmias cardiacas

·         Palpitaciones cardiacas aceleradas

·         Aparición de acné

·         Trastornos menstruales o amenorrea

·         Ansiedad por azucares o dulces

·         Pérdida de apetito

Cómo mantener una tiroides sana

El correcto funcionamiento de cada uno de los organismos y sistemas que componen el cuerpo humano, depende de ciertos factores, los cuales pocas veces están relacionados con la genética aunque no por ello se descarta la importancia de antecedentes genéticos ante la presencia de una irregularidad  y sus causas.


            Sin embargo, mayormente depende de la alimentación y de los hábitos comunes que se practican a diario. Muchas veces se ha recalcado la importancia que tiene llevar una dieta balanceada y equilibrada, consumiendo las proteínas y nutrientes necesarios para el organismo, evitando ciertas sustancias que son perjudiciales como el alcohol, cigarro, la drogas, excesos de cafeína, azucares, grasas.


Los alimentos ricos en yodo como acelga, mariscos, calabaza, atún, salmón, incrementan la producción de la tiroxina, las fibras, arroz y cereales, controlan los niveles de insulina y ayudan al bienestar del páncreas, consumir vitaminas presentes en las frutas, sobre todo los complejos A,C, E, B2, B3 y B6 son importantes para el bien funcionamiento hormonal.


Tener alguna actividad física, ejercitarse o realizar algún deporte ya que mediante estas prácticas se liberan toxinas, ayudan a las defensas y el sistema inmunológico, estimulan a la producción de energía y disminuye el estrés.










Entradas populares