¿Cómo eliminar la piel grasa?


           
 La piel grasosa a menudo está presente en muchas personas, especialmente en los jóvenes cercanos o en la etapa de la pubertad, aunque existen personas de unos 25 o 30 años que poseen piel grasa.



            Este tipo de piel se caracteriza por un exceso de brillo específicamente en la zona T del rostro, la frente, el mentón y la nariz, la piel grasa presenta poros grandes y dilatados que sumándole la textura grasosa origina con frecuencia espinillas y granos por lo que las personas que poseen este tipo de piel son muy propensas al acné.


            Para quienes presentan esta característica de piel grasosa, puede ser una verdadera pesadilla lidiar cotidianamente con brillo, grasa, y acné, además generalmente las personas de cutis grasos también poseen un cuero cabelludo grasoso, ya que ambas cosas estas relacionadas.


            El maquillarse para aquellas mujeres de cutis también puede ser un poco molesto, y es debido a que en las pieles grasa el maquillaje no se prolonga tanto en comparación a la piel seca. Además casi siempre se recomienda el uso de productos y maquillaje especialmente para este tipo de piel.


            Pero no todo es negativo, a  pesar de lo incomodo que puede ser llevar un cutis grasoso, el brillo y los brotes constantes de acné, el cutis graso tiene una gran ventaja sobre los cutis mixtos y secos, y es que las arrugas y líneas de expresión retrasan su aparición en este tipo de piel en comparación a la piel seca.


            La piel grasa a menudo se ha visto relacionada con padecimientos como trastornos hormonales, ovarios poliquisticos, debido a que las glándulas sebáceas que como su nombre lo indica son las responsables de producir el sebo en el organismo, son susceptibles a las hormonas, pero también se conoce que otros factores como el estrés pueden ocasionar una producción de grasa en exceso en el cuerpo.


Los cambios metabólicos también se relacionan con el cutis graso al igual que la alimentación que juega un papel fundamental en este tipo de piel.

¿Cómo controlar el exceso de grasa en la cara?

·           La alimentación es un factor importante: consumir alimentos grasos generan la acumulación de grasas y aceites en los folículos y poros de la piel, se recomienda consumir alimentos bajos en grasas y harinas, disminuir las frituras  y alimentos aceitosos. En lugar de ello, consumir alimentos a la plancha, consumir muchas frutas cítricas, el ácido cítrico ayuda a disminuir la grasa y además es beneficioso contra las infecciones foliculares que puede generar la piel grasa.


·      La higiene correcta: las personas de piel grasa deben de tener un habito de higiene especial que ayude a disminuir esa condición. Lavarse la cara cada mañana, durante el día y antes de dormir. Tampoco en exceso porque se puede resecar la piel o generar una reacción contraproducente como estimular más las glándulas sebáceas.


·           Utilizar un jabón neutro, que equilibre el ph de la piel, también se pueden utilizar jabones antisépticos que ayuden a disminuir el brillo de la cara.

·           Evitar la sudoración excesiva: aunque a veces es algo que no se pueda evitar debido a las condiciones climáticas, o si realizamos alguna actividad física, es importante retirar el sudor del rostro lo más pronto posible.


·           Lavarse el cabello regularmente: por lo general las personas de piel grasa también son de cuero cabelludo graso, por lo tanto se debe evitar tener el cabello sucio o grasoso, la grasa del cabello puede trasladarse al rostro empeorando la condición.

·           Evitar el uso de maquillaje en exceso y de manera prolongada: si maquilla cotidianamente para ir al trabajo, o a clases es importante al final de la rutina lavarse la cara para retirar todo rastro o residuo de maquillaje en el rostro que ayude a obstruir los pocos y a la aparición de acné.


·           Llevar consigo alguna toallita absorbente: las toallitas o papeles absorbentes son grandes aliados para aquellos momentos en los que se produce el brillo desagradable en el rostro.

·           Evitar maquillaje y productos de belleza de baja calidad, también aquellos que son a base de aceite o de consistencia aceitosa.


·           Utilizar protector solar en gel o spray que sean libres de aceite.

·           Recurrir al uso de mascarillas que controlen el exceso de grasa por lo menos 2 o 3 veces a la semana.


·           Evitar la exposición prolongada al sol.

·           No utilizar hidratantes: la piel grasa ya se encuentra hidratada gracias a la grasa natural que posee por lo tanto no es necesario aplicar productos hidratantes.

Mascarillas que ayudan a eliminar la grasa de la piel


·         Mascarilla natural de yogurt y miel: esta combinación es perfecta para hidratar y a su vez eliminar la grasa de la piel.

·         Mascarilla de avena, huevo y limón: estos ingredientes protegen la piel de la resequedad pero también la hidratan.

·         Mascarilla de aloe vera: la sábila es muy beneficiosa para la piel, utiliza los cristales o la pulpa de sábila para crear una mascarilla perfecta.

·         Mascarillas de barro y arcilla: estos productos se consiguen fácilmente en tiendas naturistas, ayudan a absorber el exceso de grasa de la piel.


·         Mascarilla de pepino: es astringente natural y además refresca y reduce los poros de la piel.

·         Mascarilla de polvo de arroz: pulverizar el arroz, agregarle una clara de huevo formar una pasta y aplicarlo en el rostro.


·         Mascarilla de manzana miel y vinagre.

Remedios para el cutis graso


·         Gel de aloe vera: cortar un trozo de sábila, retirar la cascar verde y utilizar el gel cristalino antes de dormir.

·         Loción tónica de agua de rosas: hervir en una hoya pequeña un poco de agua y agregarle unos pétalos de rosas, dejarlo enfriar y aplicarlo como tónico todas las noches.


·         Vinagre de cidra de manzana: es antiséptico y combate el acné.

·         Jamones de avena naturales.


·         Exfoliantes caseros: una mezcla de azúcar, con un poco de espuma de algún jabón antibacterial.

·         Leche de magnesia: aplicarla como mascarilla en todo el rostro antes de dormir


·         Leche de almendras: utilizarla como tónico o como mascarilla nocturna.

·         En caso de que la afección de cutis graso sea muy pronunciada e insoportable, es recomendable ir al especialista en dermatología o en caso que lo amerite a un médico endocrino que ayude a controlar la estimulación del sebo mediante las glándulas sebáceas.





Entradas populares