Consejos para evitar los calambres musculares




Antes de adentrarse en el tema de estos incómodos malestares de los que nadie se excluye, se debe de comprender que son en sí los calambres. 




Se le conoce como calambres a las contracciones o espasmos musculares que ocurren de manera involuntaria en el cuerpo, son responsables de intensos dolores o sensaciones incómodas, como hormigueo adormecimiento de las extremidades.

Los calambres ocurren de manera improvisada, es decir nadie está al tanto de cuando está a punto de padecer uno y no se puede controlar el momento de su aparición. Los calambres generalmente se producen generalmente cuando el musculo se encuentra en estado de reposo y luego se somete a tensión de manera repentina.

Por esta razón, es muy común que las personas sufran de un calambre al momento de ejercitarse si no han calentado sus músculos de manera previa, también ocurren cuando están en estado de reposo o la persona se encuentra en una misma posición por cierto periodo de tiempo.

Aunque se desconoce la causa exacta que conlleva a la aparición de los calambres, muchas personas concluyen que la alimentación o la hidratación incorrecta, la cantidad de potasio y de sales minerales en el organismo al momento de ejercitarse o bien sea en la cotidianidad, pueden ser un factor que influya de manera directa en la aparición de los calambres.

También se conoce que ciertos medicamentos o fármacos general fatiga o cansancio muscular produciendo calambres, pero en sí, son muchos los factores que pueden tener participación en la presencia de los molestosos calambres, desde el estrés, el frio, la anemia, incluso enfermedades que provoquen diarrea hacen que el organismo se desestabilice y genere ciertas contracciones.

El sedentarismo también juega un factor importante en los calambres constantes, aquellas personas que son sedentarias o practican poca movilidad física son más propensas a padecer de calambres de manera continua debido a que los músculos están constantemente en reposo, la falta de vitamina E y la fibromialgia pueden conllevar a tensiones musculares inadecuadas.


¿Cómo evitar los calambres musculares?


·         La aparición de los calambres puede deberse a ciertos factores, uno de ellos sin lugar a duda es la alimentación, ya que para evitarlos es necesario que el organismo cuente con su nivel ideal de potasio y electrolitos, para ello puede consumirse ricas frutas que contengan grandes niveles de potasio como por ejemplo: el cambur y el kiwi, ambas puedes mezclarse y preparar un batido, ideal para consumirlo en las mañanas y antes de ejercitarse.

o    No al sedentarismo: es importante realizar alguna actividad física, salir a correr, trotar, ir al gimnasio o practicar natación por unos cuantos minutos, son actividades físicas beneficiosas ya que se ven comprometidos muchos músculos del cuerpo, sin embargo lo mas importante antes de someter el cuerpo ante estas actividades, el realizar un buen calentamiento previo, empezando por una rutina suave para luego ir aumentando el nivel de intensidad, es importante no generar cambios bruscos.
·         Relajarse: tomar un baño con agua tibia puede ser una opción fácil y una necesidad cada cierto tiempo, se podría optar por calentar un poco el agua, y si tienes una tina o una bañera, llenarla hasta la mitad con agua tibia y agregarle algún aromatizante o aceite de romero o eucalipto, adentrarse en ella y relajarse por un tiempo necesario pero prudente.
·         Masajes: los masajes son necesarios sobre todo luego de una larga rutina de trabajo o ejercicios, luego del baño puedes optar por frotar y masajear de manera suave pero aplicando un poco de presión sobre las extremidades, se recomienda utilizar una crema para masajes, puede ser mentolada o con algún efecto antinflamatorio. Puedes pedir ayuda para  la zona de los brazos y la espalda.
·         La hidratación: es importante mantenerse hidratado en todo momento, incluso si no se está ejercitando o entrenando el cuerpo puede perder sus propiedades y descompensarse por ello es importante mantenerlo en su estado adecuado.

¿Qué hacer si sufres de un calambre?


Muchas veces los calambres suelen ser tan molestos que las personas se desesperan y no saben qué hacer al momento de padecer uno. A continuación presentamos una serie de consejos sobre qué hacer si sufres de un molesto calambre:




·         Lo principal es interrumpir o pausar la actividad que estás haciendo al momento de la aparición del calambre, es decir si estas caminando, trotando o realizando cualquier otra actividad, lo ideal es interrumpirla o pausarla, descansar un momento mientras pasa la molestia. Luego de que el calambre pasa o se alivie, puedes reanudar la actividad.

·         Estirar la zona afectada: muchas veces los calambres ocurren porque las extremidades están en completo reposo, y no hay suficiente circulación lo que provoca los espasmos y contracciones de los músculos. Ante esto, se recomienda estirar la zona afectada, el brazo, la pierna, pies, y cuellos de manera no brusca y realizando pequeños movimientos que ayuden a reanudar la circulación.




·         Masajear: se pueden aplicar masajes cuando se padece de un ligero calambre, en compañía de alguna crema refrescante, generalmente mentolada y con algún efecto desinflamatorio. De este modo el musculo se estira de manera gradual y permite que el calambre desaparezca poco a poco.

·         Utilizar accesorios para los calambres, en varios lugares o tiendas se pueden comprar, accesorios como pelotas, guantes ideales para masajes y activar la circulación de las extremidades.


·         Mantener una temperatura adecuada: al momento de ejercitarse o al realizar cualquier actividad física es recomendable hacerlo en algún ambiente o lugar fresco que goce de ventilación ya que las altas temperaturas pueden tensar los músculos y ocasionar calambres.

·         Utilizar cremas o pomadas especiales para calambres: existen muchas cremas que son especializadas para este tipo de dolores, algunas de ellas son pomadas o ungüentos que contienen ingredientes que benefician la relajación de los músculos, se pueden aplicar varias veces al día de ser necesario.


·         Alternar la temperatura de la zona: se puede aplicar pequeñas almohadillas o compresas frías, o caliente si así se prefiere, también se puede alternar la temperatura aplicando ambas.

·         En caso de ser muy intenso el dolor ocasionado por el calambre uno de los últimos recursos es recurrir a algún medicamento analgésico, que ayude a desinflamar el musculo. Si el calambre se prolonga por mucho tiempo luego de haber intentado varias recomendaciones o lo ideal es acudir a un médico de manera pronta.

¿Qué se recomienda para los calambres de los pies?


·         Masajear la zona de manera suave buscando que se active la circulación de esta región.

·         Reposar el pie y esperar unos minutos para que pase y se alivie la sensación del calambre.

·         Flexionar los dedos hacia adelante y hacia atrás.

·         Aplicar calor en la zona.



·         Evitar el uso de calzado muy apretado y en el caso de las mujeres que usan los tacones muy altos que sometan el pie a un estado incómodo se recomienda comprar plantillas ortopedicas.


Entradas populares