los alimentos y vitaminas que no pueden faltar en tu hogar

El cuerpo humano naturalmente necesita de una cantidad de vitaminas, minerales y nutrientes para que se pueda desarrollar de la manera debida y funcione correctamente. El hierro es un mineral mundialmente conocido por la gran relevancia que tiene para el cuerpo humano, su deficiencia podría traer consecuencias para la salud del organismo, como la anemia.


            Este mineral es primordial para que el proceso de las proteínas globulares ocurra de manera exitosa, estas proteínas son llamadas hemoglobina y la mioglobina, las cuales son las encargadas de llevar o transportar el oxígeno a diferentes zonas del organismo.

            La hemoglobina es una hemoproteina, un pigmento rojo que se encuentra en los hematíes de la sangre, los glóbulos rojos cuya función es captar el oxígeno y transportarlo hacia todos los tejidos del cuerpo por medio de la sangre, cuando estos niveles de hematíes están bajos, se considera que la persona parece de anemia o esta anémica.

            En contraste, la mioglobina se concentra principalmente en el tejido muscular del organismo y esta es la encargada de inducir la resistencia física del cuerpo ya que induce al desarrollo de los componentes vitamínicos, especialmente el complejo B.

 Es por ello que el déficit de este mineral es una de las deficiencias más comunes en las personas y hay que atenderlo a tiempo para evitar desencadenar en daños mayores, ya que no le llegaría suficiente oxígeno a los tejidos del organismo, ocasionando daños a los órganos.

Existen varios tipos de anemias, pero la más común es por la falta de hierro. Algunos de los síntomas que pueden presentar las personas con deficiencia de hierro y principio de anemia pueden ser:

·        Piel pálida o amarillenta, muchas veces en la parte interna del parpado inferior de los ojos
·        Cansancio
·        Somnolencia
·        Fatiga


·        Mareos
·        Dolor de cabeza
·        Debilidad muscular
·        Pérdida de peso


Afortunadamente para los seres humanos, existen muchísimas fuentes naturales mediantes las cuales se les puede suministrar al cuerpo la cantidad de hierro que necesita para su debida función. También existen dos tipos de hierro, aquel que se obtiene mediante alimentos de origen animal es llamado hierro hemo, este se considera el más importante ya que  se absorbe de manera más rápida y está presente en la dieta diaria de la mayoría de las personas. Se obtiene a partir de las carnes de animales como el pescado, el pollo, carnes de res.

Aquel hierro que se consigue en las hortalizas, legumbres, frutos secos, lácteos, frutas, y cereales es denominado hierro no hemo, este tipo de hierro es absorbido por el organismo en menor proporción, por lo que siempre se recomienda el consumo de la vitamina C para que se absorba de manera más fácil.

A continuación se mostrara una lista de cuales alimentos son los más beneficiosos, cuales son ricos en hierro y ayudan a aumentar el nivel de este mineral:

·        Las carnes rojas: la carne de ternera, buey, vaca y todas aquellas carnes de ternera
·        Los mariscos: almejas, mejillones, ostras
·        Hígado y morcilla por la cantidad de sangre que contienen
·        Pimentones
·        Frutos secos como la avellana, las nueces, arándanos, almendras y pistachos.
·         Los granos

·        Las legumbres son una rica  fuente de hierro por ello las más recomendadas para consumir son: las alubias, las habas, las lentejas y los frijoles.

·        Las hortalizas y las llamadas verdura de hojas verdes contienen grandes cantidades de hierro: las acelgas, las espinacas, el berro, la col, la alcachofa, los guisantes, el brócoli, la coliflor.

·        En los cereales también se encuentra presente el hierro: la avena, el salvado de trigo, los panes integrales, el centeno, el mijo, el pan de malta, el germen de trigo, las semillas de sésamo.

·        Algunas especias contienen hierro: el tomillo y el curry, el romero, la pimienta negra, la pimienta blanca, orégano y paprika.

·        Los frutos secos: las nueces, los pistachos, las almendras, avellanas, el higo seco, los dátiles, el cacahuate. Estos además de ser ricos en hierro, también contienen otras proteínas y vitaminas.

·        Las Frutas también son ricas en hierro, las más recomendadas son: las ciruelas, las manzanas, las uvas, las fresas, las moras, la banana y el plátano. Las frutas además de contener vitaminas y minerales son una fuente rica en fibras.




Cuáles son los Alimentos más ricos en hierro para las embarazadas

            Todo organismo necesita de hierro para su función vital, sin embargo en algunos casos, hay quienes necesitan mayor cantidad de este mineral, uno de los más comunes son más mujeres en estado de embarazo, esto es debido a que durante este periodo él bebe depende vitalmente de la sangre de la madre y de todo el hierro que ella consume para que se pueda producir la hemoglobina para su sangre.



            Debido a que él bebe consume el hierro de la madre, los niveles de hierro en el cuerpo de la mujer disminuyen de manera significativa, y con frecuencia las mujeres en estado de gestación suelen padecer de anemia, la más común de ella es la anemia ferropénica. Es por ello que en muchas ocasiones los médicos suelen recetar complementos de hierro, como el ácido fólico para evitar que la mujer desencadene una posible anemia.

            La ausencia de hierro antes y durante el embarazo podría traer consecuencias negativas, tanto para la madre como para él bebe, es por eso que se recomienda que las mujeres en estado de gestación consuman de manera diaria por lo menos unos 27 miligramos de hierro como cantidad mínima.

A continuación, se detalla una lista de los alimentos que puedes comprar y son los más recomendados para las embarazadas, tanto para ellas como para cualquier persona que necesite aumentar el nivel de hierro en su sangre.

·        Las carnes magras: se recomienda en los almuerzos, bistec, pollo, pechuga de pavo, acompañada de otros complementos
·        Una taza de lentejas
·        Espinacas
·        Hígado fresco, se recomienda consumir hígado bien cocido.
·        Atún y otros pescados que sean bajos en grasas
·        Cereales como la avena, las avellanas y el pan integral, son perfectos para el desayuno
·        Los frijoles y garbanzos son buenos acompañantes para el almuerzo
·        Los huevos
·        Jugos de ciruelas
·        Jugos de zanahoria y remolacha
·        Los pimentones






Entradas populares