¿Qué es y para qué sirve la fluticasona?


Los malestares asociados a la nariz, como la rinitis y el asma, la congestión nasal, secreción de mucosa, pueden ser realmente incómodos, y es por ello que las personas siempre buscan cualquier tratamiento o medicamento que ayuden a aliviar estos síntomas. Entre los más comunes son los corticosteroides. A continuación se presenta información más detallada sobre este tipo de medicamentos.






            La Fluticasona, es uno de los medicamentos más comunes que contiene corticosteroides, los cuales son hormonas del grupo esteroides y sus derivados, cuyo funcionamiento se basa en liberarlas para neutralizar o bloquear  estos molestos síntomas. La fluticasona viene en presentación de aerosol nasal, cuyo objetivo es aliviar los síntomas en relación a las vías nasales, como los estornudos, congestiones, secreción nasal, picazón en la nariz y en los ojos, ojos lagrimosos, ocasionados por alergias, bien sea al polvo, al polen, a la humedad, al moho, o al pelo de algunas mascotas.



            Este medicamento se prescribe como un tratamiento para el asma, y alivio de los síntomas de otros padecimientos como alergias y la rinitis. La fluticasona no se debe emplear como tratamiento de los síntomas del resfriado común, como la congestión nasal, las secreciones y la comezón que ocasiona este resfriado.

            La fluticasona viene en presentación de aerosol, en forma de líquido para ser rociado directamente en la nariz. Puede incluir receta médica o no. El medicamento se rocía en cada una de las fosas nasales una vez cada 24 horas, es decir una vez al día en la mayoría de las veces, en algunos casos puede rociarse cada 12 y 8 horas  en dosis menores dependiendo de lo que haya prescrito el médico.


            Al momento de hacer uso de este medicamento debe de tomar en cuenta ciertas recomendaciones y previsiones:


            Generalmente a las personas adultas se les prescribe el tratamiento con dosis altas de fluticasona, y luego las dosis irán disminuyendo a medida que vayan mejorando los síntomas; por el contrario si se trata de un niño lo ideal es suministrar una dosis baja de aerosol nasal y luego ir aumentando la misma en caso de que los síntomas no comiencen a mejorar, si los síntomas mejoran lo correcto es disminuir la dosis del medicamento de manera inmediata.

Es importante aclarar que se deben seguir las instrucciones del medicamento de manera atenta, de la mano con una prescripción médica, en caso de tener alguna duda de uso y tratamiento, deberá de acudir a su médico, debe utilizar el medicamento tal y como se le indica, no debe prolongar el uso del mismo por más del tiempo indicado.

Hay que tomar en cuenta que en caso de que un niño menor de 12 años, requiera el uso de este medicamento, debe ser bajo la estricta supervisión de una persona adulta, incluso esta debe de ayudarle a suministrar el aerosol nasal, los niños menores de 4 años no deben de hacer uso de este medicamento, debe de consultar con su pediatra para solicitar cualquier alternativa.



La fluticasona es un aerosol nasal diseñado y prescrito únicamente para la zona nasal, es decir no debe ser rociado en la boca o en la zona de los ojos. También debe recordar que cada frasco de aerosol está estrictamente diseñado para cumplir con una cantidad de pulverizaciones; por lo tanto, luego de que estas se hayan cumplido, los restos que queden en el frasco del aerosol pueden que no contengan la cantidad indicada de medicamento para que sea efectivo.

Es importante que el uso de la fluticasona sea de índole personal, por lo tanto no se debe de compartir el frasco de aerosol con otra persona, ya que podría contagiar los gérmenes de un individuo a otro.

La fluticasona es un medicamento que se prescribe para controlar ciertas alergias o algunos síntomas de la fiebre del heno, no obstante cura o erradica las condiciones de esta enfermedad. Luego del primer uso de la flaticasona, en algunos casos puede que no vea mejoras o alivio de manera inmediata. De hecho, puede tomarse incluso 12 horas hasta comenzar a ver los resultados de la mejora de los síntomas.



Este medicamento está diseñado para ser utilizado de manera regular por cierto periodo de tiempo, bajo un horario indicado por el especialista. En caso de no ver resultados ante la aplicación de la fluticasona, debe indicarle al médico para que este evalúe la posibilidad de prolongar el tratamiento.



¿Qué es y qué efecto tiene el Avamys?



El Avamys es un medicamento de origen corticoesteroide sintético  que contiene entre sus ingredientes unos 27,5 microgramos de fluticasona. El avamys se caracteriza por tener una gran acción antinflamatoria, y es utilizado para tratar y aliviar los síntoma de la rinitis alérgica tanto en adultos como en niños, siempre y  cuando sean mayores de 6 años.

Este medicamento actúa disminuyendo la actividad del sistema inmune, lo cual produce una reducción en las sustancias que se encargar de desarrollar el proceso inflamatorio de las vías nasales, de este modo alivia los síntoma de la alergia, rinitis, o el asma. No debe confundirse con un descongestionante nasal típico que actúa de manera inmediata, ya que para conseguir el efecto o alivio deseo es necesario hacer uso del mundo de manera regular, comúnmente en la mayoría de los casos los síntomas comienzan a mejorar a las 8 horas luego de haber suministrado el medicamento por primera vez.


Como todo medicamento, la fluticasona y cualquier corticoesteroide pueden ocasionar ciertos efectos secundarios, entre los más comunes se encuentran:




·         Dolor de cabeza o migraña
·         Resequedad en las fosas nasales
·         Irritación o ardor en la nariz
·         Algunas personas pueden presentar nausea y diarrea
·         Vómitos
·         Sangrado leve en la nariz


En casos más graves se pueden presentar ciertos síntomas, lo correcto es que de presentarlos acuda de manera inmediata a su médico especialista:


·         Dolor intenso en la zona fácil
·         Problemas de la vista
·         Secreción nasal espesa y continua
·         Fiebre
·         Dolor de garganta
·         Escalofríos
·         Tos
·         Picazón o urticaria
·         Ronquera
·         Inflamación de las fosas nasales, garganta, lengua u ojos
·         Hemorragias nasales con frecuencia

Entradas populares