cómo debemos cuidar nuestro huesos

Son considerados como una estructura organizada de piezas fuertes y resistentes que poseen todos aquellos seres denominados vertebrados, estas estructuras están formadas principalmente por el llamado tejido óseo, de la cubierta superficial llamada periostio, y de un tejido conectivo fibroso compuesto por osteocitos, la superficie de estos está recubierta por un tejido que recibe el nombre de tejido cartilaginoso.





         Este conjunto de tejidos forman los huesos que a su vez comprende el endoesqueleto o sistema esquelético de los vertebrados. Aunque esta estructura se considera livianas, suelen ser lo suficientemente resistente en la mayoría de los casos, su estructura es tan sólida que sostiene el cuerpo y a tu vez brinda protección a los órganos más sensibles como el cerebro.



En su interior se puede encontrar la medula ósea, que es un tejido biológicamente blando o flexible la cual también está constituida por tejidos blandos, el tejido hematopoyético que es el encargado de producir las células de la sangre y el tejido adiposo que produce la grasa, también la componen vasos sanguíneos y nervios, este tejido medular se encuentra en los huesos largos, las vértebras, costillas, esternón, los huesos del cráneo,  la cintura escapular y la pelvis.

El cuerpo humano en la adultez luego de que ya se ha desarrollado por completo, posee unos 206 huesos acompañados de unas 230 articulaciones y se conforman de la siguiente manera:

8 huesos craneales, 14 huesos en la cara, 1 hueso hioides, 6 en los oídos, 26 en la columna, 25 huesos en el tórax, 4 huesos en la cintura escapular, 2 huesos en la cintura pélvica, 60 en las extremidades superiores y 60 en las extremidades inferiores.



La importancia de los huesos radia en sus funciones las cuales son de suma vitalidad para los vertebrados, y en este caso los seres humanos, los huesos cumplen diversas funciones entre la que destacan las siguientes:

·         Apoyo: El sistema óseo comprende una especie de armadura que sirve de apoyo para los demás tejidos del cuerpo, como los músculos, ligamentos, tendones y la piel.



·         Sistema locomotor: Ya que trabajan en conjunto con los músculos lo   cual permite el movimiento y desplazamiento  del cuerpo.

·         Estructura protectora: Los huesos sirven como estructura protectora a aquellos órganos delicados como por ejemplo los huesos craneales que protegen el encéfalo, la columna vertebral y las costillas por su parte protegen órganos como el corazón y los pulmones y la medula espinal, además las cavidades orbitarias protegen los globos oculares.

·         Función de hematopoyesis: Consiste en la producción de glóbulos rojos y de los linfocitos en menor proporción por medio de la medula roja que se encuentra en los huesos largos.


¿Qué debemos hacer para mantener los huesos sanos y fuertes?


Una vez especificada la función y la importancia de los huesos en el cuerpo humano, también presentaremos una serie de consejos y recomendaciones para  ayudar a mantener nuestros huesos músculos sanos y fuertes por mucho más tiempo.


·         Existen diversos hábitos que podemos tomar en cuenta y practicar para el beneficio de nuestros huesos, una de los más importantes es la alimentación. Se debe de consumir alimentos que contengan un alto contenido de calcio y de vitamina D.  Entre los alimentos con alto porcentaje de calcio destacan: el tofu, Leche de soya, verduras de hojas verdes como por ejemplo el brócoli, coles de Bruselas, hojas de mostaza, y la col rizada, el repollo chino fríjoles y legumbres, pescados como el salmón y las sardinas, camarones, nueces, almendras y demás frutos secos, productos derivados de la leche como el queso y los probioticos, huevos y frutas cítricas como la naranja y la toronja.



·        Practicar algún tipo de actividad física, algún deporte e ir al gimnasio ayuda a fortalecerla estructura  ósea.



·        Evitar el sedentarismo ya que los huesos al no tener utilidad pueden debilitarse y romperse, es decir aumentan las probabilidades de fracturas. Que son causantes de un dolor insoportable. La falta de actividad física en las personas puede originar osteoporosis.

·        Controlar el peso corporal, evitando la obesidad mediante una buena dieta y el ejercicio físico.

·        Evitar hábitos dañinos como el fumar cigarrillos ya que la nicotina y otros componentes de los tabacos y cigarros son perjudiciales para los huesos y el organismo en general.

·        Evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

·        Evitar las caídas tanto en la etapa adulta como en la niñez, muchas personas tienen malformaciones óseas debido a que el hueso cicatrizo de manera incorrecta a causa de una caída de cuando eran niños.

·        Evitar el uso prolongado de ciertos medicamentos que combaten enfermedades como la artritis y el asma.

·        Consumir algún complemento de calcio y también algún suplemento vitamínico sobre todo las mujeres que tienden a disminuir la masa ósea al llegar la menopausia.



·        Consultar al especialista ortopedista y traumatólogo por lo menos 1 vez al año, si se ha tenido alguna fractura o fisura con anterioridad, tratar esa zona con más cuidado y evitar actividades que la expongan a un daño nuevamente.

·        Corregir o evitar trastornos alimenticios como la bulimia y la anorexia.

¿Cómo se debe cuidar la fractura de un hueso?

Lo peor de una fractura de hueso es que esta se demora mucho en sanar, por lo tanto en caso de que seamos víctimas de alguna rotura de hueso lo primero en tomar en cuenta es:




·         En caso de que ocurrir algún accidente donde se provoque una fractura, lo mejor es dejar la zona inmóvil hasta que llegue algún especialista o una persona que tenga conocimiento sobre el tema como algún paramédico, ya que no se sabe hasta que magnitud de daño ha llegado la fractura.

·         En algunos casos suelen ocurrir dislocamientos y algunas personas lo confunden con fracturas, en estos casos simplemente se requiere de un movimiento para volver a coordinar el hueso.

·         Acudir de inmediato a un especialista, generalmente un traumatólogo analizará el grado de fractura y procederá a colocar un yeso o férula para inmovilizar el hueso.

·         Cuidar el yeso y utilizarlo durante el periodo indicado ni más ni menos del tiempo que ha señalado el especialista.

·         Guardar reposo, no exponer la fractura ni otros huesos a actividades que puedan causar una lesión nuevamente.


Entradas populares